Associació d'Amics de les Orquídies de Burjassot
Asociación de Amigos de las Orquídeas de Burjassot

El cultivo de Cymbidium (para principiantes)


FuenteNovice Cymbidium Culture Sheet. American Orchid Society (http://www.aos.org/orchids/culture-sheets/novice-cymbidium.aspx).

Traducido y editado por la Associació d'Amics de les Orquídies de Burjassot (AOB).


Las cymbidium son muy apreciadas por la larga duración de sus varas florales. Hay dos tipos principales de orquídeas cymbidium: estándares y miniaturas. Allí donde las noches de verano son cálidas (más de 21°C), se recomiendan las miniaturas, ya que suelen ser más tolerantes al calor y pueden florecer a mayores temperaturas.

Riego

Proporciona un suministro constante de humedad a tu cymbidium, especialmente durante la primavera y el verano, manteniendo el sustrato de la maceta siempre húmedo. Reduce el riego a finales del verano. Durante el invierno, basta con evitar que el sustrato se seque por completo.

Para regar, conviene emplear agua sin cloro y de baja salinidad. Si dispones de suficiente cantidad, deja que el agua corra por el sustrato de la planta durante al menos 15 segundos. Si no, puedes regarla por inmersión, sumergiendo la maceta en el agua durante unos 10 minutos. Luego, debes asegurarte de que la planta drene por completo antes de devolverla a su lugar habitual.

Aprovecha el momento del riego para inspeccionar tu planta en busca de cualquier signo de enfermedad o de la presencia de insectos.

Cymbidium de la colección de Tomás Martínez y Encarnita Ortuño

Puedes encontrar más información sobre el riego de las orquídeas aquí.

Luz

Desde la primavera hasta el otoño, las cymbidium deben cultivarse con la máxima cantidad de luz posible, pero no a pleno sol. Toca sus hojas para asegurarte de que no están demasiado calientes, pues el sol directo, sobre todo en las horas centrales del día, puede quemarlas. Las hojas de las cymbidium deben ser de un color verde entre intermedio y dorado. Un verde oscuro suele indicar que la planta necesita más luz.

Temperatura

Es conveniente mantener las cymbidium en el interior del hogar cuando se prevén heladas. Pero hacia la primavera, en cuanto las temperaturas nocturnas se mantengan por encima de los 5°C, se las puede tener en el exterior y, de hecho, es mejor así, puesto que el desarrollo de las varas florales sólo se produce si existe una diferencia de temperatura suficiente entre la noche y el día. En verano, se puede lograr la floración de la planta rociando sus hojas a última hora de la tarde, para provocar su enfriamiento por evaporación del agua.

Abonado

Se puede usar fertilizante para orquídeas o, incluso, cualquier fertilizante para plantas equilibrado (mira los números que indica el fabricante, 20-20-20, etc.). En este último caso, se recomienda abonar débilmente (una cuarta parte de la dosis indicada por el fabricante) cada dos semanas desde marzo hasta septiembre, para que la planta se desarrolle con fuerza y pueda generar varas florales en otoño. En otoño (y también a finales del invierno) conviene espaciar la fertilización unas tres semanas y, en invierno, basta con abonar una vez al mes.

Trucos

Cymbidium con 5 varas florales. Foto de Encarnita Ortuño

Proporciona a tus plantas espacio suficiente para que el aire circule alrededor de ellas. La aglomeración de plantas puede acarrear problemas de infestaciones por insectos y aparición de infecciones por hongos. Cuando el calor aprieta, un pequeño ventilador puede ser de gran ayuda si las tienes en interior.

Cuando las flores se marchiten, corta la vara floral desde la base de la planta.

El trasplante se realiza generalmente en la primavera, después de la floración, normalmente cada dos años o cuando el sustrato empieza a descomponerse.

Puedes encontrar más información sobre el trasplante de las orquídeas aquí.


Descárgate la ficha en pdf:



Contenido relacionado: