Associació d'Amics de les Orquídies de Burjassot
Asociación de Amigos de las Orquídeas de Burjassot

El cultivo de Odontoglossum y las "cambrias"


Fuente: Odontoglossum Culture Sheet. American Orchid Society. (http://www.aos.org/orchids/culture-sheets/odontoglossum.aspx).

Traducido y editado por la Associació d'Amics de les Orquídies de Burjassot (AOB).


El género Odontoglossum, que en su día contó con más de 300 especies (procedentes de zonas situadas a gran altura en los trópicos del Nuevo Mundo), ha quedado muy fragmentado en las clasificaciones botánicas más recientes y, actualmente, se estima que apenas cuenta con un centenar de especies, muchas de las cuales son consideradas por algunos expertos de asignación dudosa. Sin embargo, puesto que aún se venden orquídeas con dicho nombre, aunque no siempre de manera correcta, y sus necesidades de cultivo son similares, les dedicaremos esta ficha y las englobaremos en el término “odontoglossum”.

Muchas de estas “odontoglossum” pertenecen en realidad a géneros muy cercanos entre sí como Aspasia, Cuitlauzina, Cyrtochilum, Gomesa, Miltonia, Oliveriana, Oncidium (que incluye a la mayoría de las especies antes clasificadas como Cochlioda), Otoglossum, Rhynchostele y Rossioglossum. De hecho, existen infinidad de híbridos intergénericos entre ellos, a los que comúnmente se les ha llamado (también incorrectamente) “cambrias”, cuyas necesidades de cultivo son también muy similares. Se pueden citar como ejemplos  Odontonia, supuestamente híbridos Miltonia x Odontoglossum, Odontioda (Odontoglossum x Cochlioda) y Vuylstekeara (Cochlioda x Miltonia x Odontoglossum), que fue el que dio origen a las cambrias propiamente dichas.

Dado el lugar de origen de las “odontoglossum”, tanto ellas como sus híbridos florecen generalmente allí donde prevalecen temperaturas frescas durante todo el año, siendo especialmente conocidas por sus llamativas inflorescencias llenas de flores.

Luz

La luz debe ser brillante. En un invernadero, se requiere un mínimo de 22.000 lux (80% de sombra), que se puede aumentar hasta 55.000 lux (50% de sombra) siempre y cuando la temperatura se mantenga baja. En los días de verano calurosos se pueden reducir los niveles de luz con el fin de enfriar el área de cultivo.

Aunque no se suelen considerar buenas plantas de interior, se pueden cultivar con éxito frente a una ventana orientada al este, o también frente a una ventana sombreada orientada al sur. Las ventanas orientadas al oeste, en cambio, son normalmente demasiado cálidas.

Temperatura

Estas plantas son muy exigentes con respecto a la temperatura, siendo un requisito casi esencial que no llegue a superar los 27°C durante el día y se acerque a los 13-14°C durante la noche. Pueden tolerar cortos períodos de temperaturas diurnas un poco más cálidas, pero sólo si la humedad ambiental y el movimiento del aire están en niveles óptimos, las noches son frescas y las plantas tienen sus raíces en buen estado.

Riego

El agua debe ser abundante y el sustrato debe drenar perfectamente. Hay que regar cuando se observe que el sustrato empieza a secarse, lo que suele producirse cada 2-7 días dependiendo del clima, el tamaño y el material de la maceta y el tipo de sustrato. La aparición de pliegues a manera de acordeón en las hojas es síntoma de insuficiencia de agua y/o humedad ambiental.

Al igual que otras orquídeas procedentes de regiones con elevadas precipitaciones, las “odontoglossum” son particularmente sensibles al agua de mala calidad, que da lugar a un sistema radicular deficiente y a quemaduras en las puntas de las hojas.

Puedes encontrar más información sobre el riego de las orquídeas aquí.

Humedad

La humedad ideal está entre el 40 y el 80% y debe combinarse con un buen movimiento del aire. En un invernadero, puede aumentarse la humedad mientras se enfría el aire mediante el uso de un enfriador por evaporación, lo que es muy recomendable para el cultivo de estas orquídeas en climas cálidos y secos. Las nebulizaciones, y otros recursos como mojar el suelo, también ayudan a enfriar y humedecer el ambiente al mismo tiempo.

En el hogar, conviene colocar las plantas sobre guijarros húmedos, parcialmente sumergidos en agua, evitando que las raíces entren en contacto directo con ésta.

Abonado

Hay que fertilizar regularmente, pero a dosis bajas, mientras las plantas están creciendo activamente, esto es, desarrollando nuevos pseudobulbos. Las formulaciones 30-10-10 aplicadas dos veces al mes son ideales para aquellas plantas cultivadas en un sustrato a base de cortezas. Si el medio de cultivo es otro, una formulación 20-20-20 suele funcionar mejor. Si el tiempo se mantiene nublado, basta con abonar una vez al mes.

Algunos cultivadores cambian la formulación del fertilizante a una con alto contenido de fósforo y potasio, como 10-30-20, a medida que los pseudobulbos maduran y las plantas se acercan a su época de floración, con el fin de aumentar el número y la calidad de las flores.

Trasplante

El trasplante debe hacerse cuando los nuevos pseudobulbos estén ya medianamente crecidos, lo que generalmente ocurre en la primavera o el otoño, y se recomienda ubicar la planta en una maceta sólo un poco mayor que la anterior, que tenga únicamente el espacio suficiente para permitir a la planta desarrollarse durante 1 o 2 años más. Hay que tener en cuenta que cuanto más pequeña es la maceta, más rápida y uniformemente se seca el sustrato cuando se llena de raíces, lo que posibilita el proporcionar a estas plantas el riego frecuente que precisan, sin peligro de pudrir sus raíces.

El sustrato ha de ser de granulometría fina y con un drenaje excelente. Debido a que normalmente se les mantiene húmedos, los sustratos de las “odontoglossum” se suelen degradar con facilidad, por lo que su renovación anual, o incluso semestral, no es infrecuente.

Para que la planta quede bien sujeta, conviene extender las raíces sobre un buen puñado de sustrato y rellenar luego la maceta con éste, apretándolo firmemente para que contacte bien con las raíces y ocupe los huecos entre éstas.

Se debe mantener la humedad ambiental alta y el sustrato seco hasta que se formen nuevas raíces.

Puedes encontrar más información sobre el trasplante de las orquídeas aquí.


Descárgate la ficha en pdf:



Contenido relacionado: